Apple mueve ahora tantos teléfonos como Samsung

Seguro que has escuchado alguna vez la frasecita: Apple es la que hace más caja, pero Samsung la que mueve el mayor número de teléfonos. Pues bien, según Strategy Analytics, esa expresión tan vaga ha pasado ya a la historia. El último estudio de la analista refleja de esta forma que tanto los estadounidenses como los coreanos han distribuido cada uno una cifra estimada de 74,5 millones de dispositivos en los últimos tres meses del 2014, rivalizando así por el primer puesto de mayor distribuidor de smartphones. Por el lado de la manzana, hay que tener en cuenta que este periodo coincide con el lanzamiento de los iPhone 6 y iPhone 6 Plus, al tiempo que la gente de Samsung ha visto cómo cae su cuota de mercado de un 30% (en el último trimestre del 2013) a un 20% en los últimos tres meses del año que casi acabamos de abandonar y eso a pesar de que el número global de smartphones comercializados ha seguido subiendo como la espuma.

El pastel por tanto se reparte entre otras compañías, con Apple a la cabeza cogiendo una buena porción del segmento tope de gama. A la carrera además se une Huawei, que se puede erigir como líder con el sector de terminales de media gama, aunque también se apuntan a la fiesta Lenovo-Motorola a la hora de hablar de distribución actual están en tercera posición con un 6% de cuota y Xiaomi algo más atrás, según el analista -este último fabricante no aparece explícitamente en sus tablas, por lo que no podemos facilitar cifras.

Para redondear el estudio, la agencia sugiere que lo mejor que podría hacer Samsung en este momento es tratar de comprar alguna compañía como por ejemplo BlackBerry. Seguro que Chen está ahora mismo llevándose las manos a la cabeza

10 millones de dólares: La ayuda de Elon Musk para evitar a Skynet

Elon Musk no tiene problemas en decir que teme la inteligencia artificial. Lo ha confirmado en otras ocasiones, y ahora vuelve a la carga con intenciones de poner freno a los peligros que podría deparar el futuro. Para ello ha donado 10 millones de dólares al Future of Life Institute, un programa de investigación que se centra en mantener una Inteligencia Artificial “beneficiosa” para la humanidad. Y beneficioso significa asegurarse de que los ordenadores del futuro realmente sepan escucharnos y confíen en nuestras decisiones una vez que nos hayan superado en inteligencia, en lugar de decidir por ellos mismos y rechazarnos por considerarnos “inútiles”.

Musk no es el único que piensa así. Stephen Hawking también ha dejado claro que está aterrorizado de la revolución de la Inteligencia Artificial, al mismo tiempo que FLI ha conseguido bastantes apoyos de otros muchos científicos para firmar una carta abierta pidiendo el control de una IA beneficiosa. “Esta donación hará un gran impacto”, dijo en un comunicado Anthony Aguirre, profesor de la UCSC y cofundador de FLI, añadiendo que si bien las grandes industrias y las inversiones del gobierno han traído por fin una Inteligencia Artificial fuera de los nichos de investigaciones académicas, ahora esta inversión permitirá ayudar a asegurar que esta adaptación se haga de manera positiva para la humanidad.

 

 

Robots que aprenden con tutoriales de YouTube

Una de las principales metas en la robótica es que el robot sea capaz de aprender nuevos conocimientos del entorno. Esto facilitaría mucho las cosas a los investigadores, ya que si el robot fuera capaz de aprender viendo un vídeo, sus creadores no tendrían que incluir programación adicional para añadir nuevas funciones. Todavía estamos lejos de ver algo así, pero parece que en la Universidad de Maryland están dando los primeros pasos para conseguirlo. Financiado por un departamento de DARPA, este proyecto tiene como objetivo no solo cómo recolectar información, sino también como tratarla y trabajar con ella. Las primeras pruebas permiten a los robots aprender a utilizar utensilios de cocina viendo una serie de vídeos de YouTube, y todo sin ningún tipo de intervención humana.

El sistema además permite a los robots almacenar todo lo que han aprendido de los vídeos y aprovechar este aprendizaje para mejorar el uso de ciertas herramientas o realizar determinadas tareas. DARPA cree que los robots podrán aprender de manera muchísimo más rápida de lo que lo están haciendo ahora gracias a esta investigación, sobretodo porque los robots podrán compartir los conocimientos con otras máquinas. Ahora sólo esperamos que este aprendizaje avanzado no se nos venga en nuestra contra, ¿verdad?